El amigo de Gardel

Tito Lusiardo

Tito Lusiardo fue el artista que más se identificó el “Zorzal criollo”, al que lo unía una profunda amistad. Lo idolatraba como si fuese un hermano mayor. Pero Tito Lusiardo brilló con luces propias, porque simbolizaba al típico porteño. Su verdadero nombre era César y fue un tanguero de alma, un bailarín compadrito y un actor de raza, hombre de ley y amante de la noche de la calle Corrientes angosta y del sol del “paddock” de Palermo, allí donde las fijas solían perderse “por una cabeza”. Lusiardo había nacido en el barrio de San Telmo el 13 de setiembre de 1896.

Sofía Loren y su codiciada figura cuando estaba en la cúspide de su carrera. ¡Y además tenía enorme talento!Sus inicios

Debutó artísticamente en 1918 bailando con la actriz Concepción Sánchez en la obra de Pacheco, “El cabaret”. Lo explicaba así: “Yo era utilero de la compañía de Vitone-Pomar, cuando un caso fortuito me lanzó al escenario: la enfermedad de un actor. Me puse un smoking y salí a bailar un tango. Después de eso ya no pude abandonar las tablas”.
A los 22 años conoció a Carlos Gardel, convirtiéndose en pocos años en las máximas del ambiente artístico nacional de aquéllos tiempos. De simple bailarín, pasó a consagrarse como actor, demostrando unas excelentes dotes histriónicas.. Simpático, entrador y de respuestas rápidas e ingeniosas.

 

Su ingreso al cine

Ingresó al cine en nuestra  segunda película sonora: “Dancing”, estrenada el 9 de noviembre de 1933, dirigida por Luis Moglia Barth con libro de Alejandro Berrutti y en donde intervenían las orquestas de Roberto Firpo y René Cóspito.
Luego intervino en “Ídolos de la radio”, compartiendo el cartel junto a Ignacio Corsini, Tita Merello, Olinda Bozán y Francisco Canaro.
Claro que su destino profesional estaba marcado para unirse a Gardel. Viajó a los EEUU donde filmó junto a él, “El día que me quieras” y “Tango Bar”.
Como Lusiardo le tenía pánico a los aviones, se despidió de Gardel en el muelle neoyorquino para regresar en barco. Gardel se decidió por el avión, quebrándose su vida en el accidente de Medellín.

 

Intensa actividad

Ya sin el acompañamiento del más grande de todos los tiempos, Lusiardo tuvo una intensa carrera cinematográfica, protagonizando “La muchachada de abordo”, “La vuelta de Rocha”, “El cartero”, “Tres anclados en Paris”, “Mujeres que trabajan”, “La vida es un tango”, “Gente bien”, “Los pagarés de Mendieta”, “Adiós Buenos Aires”, “El sobretodo de Céspedes”, “Ha entrado un ladrón”, “Un señor mucamo” y “El fabricante de estrellas” entre sus mejores trabajos.
En sus últimos años, sus trabajos se desarrollaron en los teatros de revistas y, en su última etapa, en la televisión en blanco y negro, destacándose como bailarín de tango, acompañado de beba Bidart.

 

Tito Lusiardo murió el 25 de junio de 1982, dejando un imborrable recuerdo.


Agenda Cultural

Howard Johonson
Registro Nacional de Chicos Extraviados
Cámara Empresaria de Vicente López

Lanús Municipio
Instituto Provincial de Desarrollo Urbano y Vivienda (IPDUV), Domingo Peppo
La Posada de Qenti. Medical SPA & Resort


Actualice su flash
Sitio desarrollado por Promomarca. © Todos los derechos reservados. ENERO mmxi